¿Cuánto debe durar un vídeo corporativo?

Tiempo ideal para un vídeo corporativo

Compartir:

Comunicación, producción audiovisual, publicidad, redes sociales

El vídeo corporativo es una herramienta esencial para la comunicación y el marketing. El contenido y la calidad de estos vídeos son fundamentales, pero hay otro factor que no se puede pasar por alto. Se trata de su duración.

La atención de las personas y el tiempo del que disponen son limitados. Un vídeo profesional tiene que ser capaz de transmitir un mensaje efectivo y lograrlo, además, en el menor tiempo posible.

¿Cómo influye la duración de un vídeo profesional en su realización?

La duración de un vídeo tiene influencia directa en múltiples factores, incluyendo la realización, la estrategia de la empresa, el tipo de vídeo corporativo, la plataforma de difusión, el tipo de producción audiovisual y la experiencia del espectador, entre otros.

El tiempo del vídeo corporativo es algo que debes tener en cuenta desde el primer momento. Supone una importante limitación a la hora de desarrollar la narrativa, transmitir el mensaje y dejar al espectador con un buen sabor de boca.

Aunque es importante que los vídeos sean cortos, su duración debe ser suficiente para garantizar que cumplirán sus objetivos.

El tiempo es un elemento esencial a la hora de tomar decisiones sobre planificación y guionización. Asimismo, es clave para definir el ritmo narrativo y la duración de cada escena.

En líneas generales, un vídeo más corto nos obliga a una edición más rápida y dinámica. Las transiciones deben ser capaces de captar inmediatamente la atención del espectador.

Por otro lado, cuanto más corto sea el vídeo corporativo, más conciso debe ser el contenido. No hay lugar para nada superfluo. Todo lo que se vea en la pantalla debe tener relevancia. Por ello, es de vital importancia la fase creativa y de pre-producción, tras el briefing inicial para marcar los objetivos.

Al margen de que tenga una duración mayor o menor, los vídeos de empresa deben caracterizarse siempre por tener una excelente calidad.

¿Cuál es la duración de vídeo ideal?

El vídeo corporativo debe tener una duración suficiente como para captar la atención del público sin llegar a aburrirlo. A medida que avanza el tiempo de metraje, disminuye el nivel de retención del público.

Tratándose de vídeos de carácter corporativo, la duración ideal se sitúa entre los 60 y los 90 segundos. Este tiempo es más que suficiente para:

  • Captar la atención del espectador.
  • Transmitir un mensaje claro.
  • Despertar el interés del público por saber más de la empresa.

Además, los vídeos cortos se comparten con mayor asiduidad. Esto quiere decir que tienen mayor potencial de viralización.

En todo caso, la duración del vídeo tiene que ser suficiente para contar la historia que se desea narrar. Si consigues que el espectador se involucre, se mantendrá interesado y verá el contenido hasta el final, aunque sea un poco más largo.

Otro factor que hay que tener en cuenta para determinar la duración de un vídeo es el grado de conocimiento que tiene el público sobre la marca. Si hay un desconocimiento absoluto, un vídeo un poco más largo permitirá una presentación más detallada.

La regla general es hacer vídeos breves y concisos. Aunque no deberían prolongarse más allá de un minuto y medio, este no es un límite que no se pueda rebasar porque el producto final tiene que adaptarse al objetivo, al contexto y al público al que va dirigido.

Tu mejor vídeo profesional

Un vídeo corporativo breve cuenta con más posibilidades de éxito, pero nunca hay que quedarse cortos con el metraje. ¿Quieres un vídeo de la máxima calidad para reforzar la comunicación de tu negocio? Entonces confía en nuestro equipo de profesionales y diferénciate de la competencia.

Abrir chat
¡Buenas!
¿En qué podemos ayudarte?